OBAMA UN PRESIDENTE 2.0

La tecnología es la mano izquierda -teniendo en cuenta que además, es zurdo- de Obama. Éste nacido un 4 de agosto, “quinto legislador afroamericano en el Senado de los Estados Unidos, tercero desde la era de la reconstrucción, primer candidato afroamericano del partido demócrata y primero en ejercer el cargo presidencial”, lo demostró antes, durante y después de su populosa campaña. En ella, y gracias a la implementación de soportes y redes, consiguió que los aportes a su campaña, por ejemplo de empresas de Silicon Valley, quintuplicaran las de su contrincante. Así, embebido en redes sociales, chats públicos, Blackberries, mails, páginas webs, blogs y promesas de banda ancha para tutti, se convirtió en el “presidente de la tecnología”, el Presidente 2.0. Phill Noble, fundador de PoliticsOnline.com, lo anticipó como el “primer líder global de la era digital”.

El mundo se viste de elecciones a doquier, acá y allá. En algunas de ellas, suelen resurgir espíritus animados con estrategias digitales tan breves y esporádicas que cuesta recordarlas. Y da gracia que no se tenga en cuenta que la comunicación -la digital, hoy!- no es solo una herramienta, ni una estrategia o un valor. Es una necesidad y un “imponderable de la vida real”. El Gobierno debe estar al servicio del pueblo, no desde un idealismo utópico sino obligatorio. Y para ello, debe estar cerca de él, comunicado con él. Más que nunca, no existen excusas para la no implementación de soportes y herramientas digitales que garantizan el acercamiento ¿elegidos?-electores/legitimadores. Por supuesto, los políticos, no pueden implementar los soportes disponibles como meros gestores y facilitadotes de tales. Sino, que como sin resabios explica Juan Freire,

“Lo verdaderamente relevante sería que los políticos sirvan de modelo a la población, que demuestren con su propia práctica la importancia de la tecnología y del nuevo paradigma de la cultura digital y que provoquen un cambio entre los ciudadanos. Ellos son los que tienen más y mejores canales para llegar a esa (inmensa) parte de la población que aún permanece indiferente a estos cambios.” Eso mismo buscamos todos, “lideres transformadores”; agentes de cambio, multiplicadores, abusadores de las oportunidades masivas de las tecnología ¡en beneficio! de la mayoría, y no de una cierta cantidad o calidad de gente.

Obama saltó al paso con su catarata continua y amplia de modificaciones que intentan justificar “Tha change was come to WhiteHouse.gov”. Un recorrido por su página: es fiel pantallazo de sus reiteradas ganas de cambio y transformación, de lavado de cara de una Casa Blanca con software de 9 años atrás y un país en su auge crítico. El tiempo dirá si el cambio sólo fue metodológico y lingüístico, de tecnologías para llegar a la gente y discursos para convulsionar estadios o si en la realidad post despacho, la cuestión se concreta con precisión. De todas formas, su Web es una invitación a creer en esa transformación y a participar activamente de ella. A ser parte de la misma, a gestionarla, junto a ellos. Uno puede crear su propio blog, sindicarse en la página, hacer donaciones, ver fotos, videos, escuchar música, leer sus speeches, saber de su vida, de su esposa, de Biden y de su mujer. Toda persona, desde estudiantes, hasta afroamericanos en América, discapacitados, de la Generación Obama, deportistas, veteranos y mujeres, pueden llegar a él. Ayudarlo, ayudarse no solo a los gobernantes, sino a sus propósitos. De la veracidad o no, de su capacidad de liderazgo político, se encargarán quienes sepan. Por lo pronto, es destacable que la mediación técnica implica un desdén de transparencia, acerca la burocracia a los escritorios y desvela la pulposa cantidad de temas que hay por debatir. Aún.

El debate está abierto. Porque el líder político y su dinámica comitiva lo abrió auxiliado por un rotundo soporte digital. Su espíritu de ruptura con viejos paradigmas, agitó a las masas y descolocó las pretéritas -no por sus huesos, por sus cerebros- mentes políticas que al igual que los apocalípticos académicos, solo seducen con catástrofes. Y no caeré en el gastado cuestionamiento a la política del aquí y ahora, porque la cuestión es más clara, Internet está y mil millones de personas en el mundo la usan, sólo Facebook, consiguió 150 millones de usuarios, los nativos digitales, ya entran a la universidad, en nuestro país, más del 50 % tiene PC en su casa y el 72% accede a la Web. La gente se sintió cerca de los de arriba cuando pudieron encontrarlos en sus computadoras. Seguro hay problemas de infraestructura pero las estadísticas son claras. Sobran. Solo hay que seguir y continuar con buenos modelos, actualizar instituciones, academias y universidades, para que la sociedad no sea una gris obsolescencia planificada con artífices aburridos fuera de su propia salsa.

También en http://www.ilhn.com/blog/2009/01/29/interlink-headline-news-n%c2%ba-5113-del-jueves-29-de-enero/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: