Edupunk en la UNR III

edupunk

Revertir las situaciones

Los que defienden la no tenencia de computadoras e internet en el aula en pleno siglo XXI, a veces tienen sólo una razón: en las instituciones nunca funciona el wifi, ni las conexiones, ni los parlantes ni el mouse. Mucho menos una impresora, herramienta que en las clases edupunk, hemos olvidado absolutamente ante la no necesidad de acumular papeles for us, sino para compartir.Pero más allá de los baches en el camino, las no clases no solo se pueden disfrutar, sino que se deben  generar, de alguna manera. Si no hablamos de alternativas, no hablaríamos de edupunk.

Esto hace referencia a que esta mañana las cosas técnicas se complicaron, como de constumbre. Pero la clase arrancó, y como de costumbre se habló de todo, y se corporizó un conectivismo ineludible si referimos a cibercultura, a comunicación digital, a interacciones, a redes, a…Esto demuestra que siempre se puede, si se quiere poder -en el verbo mismo, no en la relación de dominación, que las excusas a veces se pueden costear por un rato y como sea, “se abra la puerta, para ir a jugar”.  Porque no se puede detener el aprendizaje, obviamente, ni debe ser el mismo que siempre, obviamente.

Retrovisión

Hablamos de Mc Luhan, Pucciarelli, Bateston, Panicker, Margaret Mead, Jekins,Radcliffe Brown,Saussare, Pierce,  GardnerLuis Chiozza, Shirky, Seth Godin, Steve Job, y al igual que la lista anterior, la lista sigue y sigue. Convergencia de autores y miradas transversales, disímiles, vanguardistas, arriesgadas, necesarias, obligadas en el marco de generar posturas ante la impredecibilidad del futuro y  la pasión consecuente de tener que pensarlo. Es imprescindible reforzar que se lee para actuar, no para criticar ni gramática, ni estética ni deconstructivamente. Se lee para el engorde cognitivo y la búsqueda de motóres inmóviles que hagan nos sostengamos en pie en medio de la complejidad, perdiendo el temor paralizante ante lo que fue -irrecuperable temporalmente- y lo que vendrá -indeterminable temporablmente.

Todo y todos esta(mos) en la web. Y eso provoca numerosas y enumerables respuestas que van desde el miedo hasta la potenciación del deseo, hasta el impulso de no resistirse a Google, impulso que se prentende transmitir en las no clases edupunkeanas. La curiosidad crónica, es una de las “características” (?) o habilidades imprescindibles para saber y aprender desde la web. El navegador tiene que tentarnos. All the time. La visión es la que dice Flourish Klink, en el blog de Jekins ante el hecho de tener su iMac sólo para él… “Just me and the information superhighway, me and the vast world of online communities, me and all the knowledge I could possibly cram into my malleable young brain. (…)That’s what the computer really did for me: it gave me access to a space where no adult could tell me what to do”

Desde ahí se generan espacios y redes, conexiones, relaciones, guerras, preguntas, no respuestas, pasiones, identidades, refuerzo del yo colectivo, comunicación, comunión, ruido. La web, como señala Alejandro, permite superar nuestros límites, sean éstos  físicos, geográficos, sociales, educacionales, es una globalización de la infinitud, una práctica, millones de prácticas, soportes y performance. La web es posibilidad y arte, en el sentido de “la invención -o alcance- de lo imposible. Y hoy, sabemos, obligación para gestionar la creatividad, las instancias de aprendizaje.

Sal de ahí chivita, chivita.

En una clase edupunk, se lee multimedialmente, googleando en un proceso inagotable de semiosis contagiosa y contagiada y también se canta (pronto implementaremos actuación, simulación en vivo, bailes y cocina). Acaso alguno sabía la resolución del conflico de la chivita que no quería salir -de dónde??- de ahí? Acaso nos pusimos antes a pensar que la relación chiva-lobo-palo-fuego-agua-vaca-hombre-suegra-Dios, es un símil a la lectura hipertextual, a la navegación facetada,a la búsuqeda de causas y efectos, influyentes e influidos?…De nohaber sido por la dulce Margartita -hija de mi futuro profesor y fundador de potreros de blog, Marcelo de la Torre– aún no sé cómo ni cuándo, se llega al “principio explicativo, como desición de no seguir preguntando”. Margatita me abrió los ojos, porque desde el juego y la cancioncita, ella supo que Dios estaba ante todos, y que las cosas en algún momento, se resuleven. Lo hizo en el marco de una generosidad de creatividad innata, de esa que desborda en los mucho más nativos que yo, en esos que fui, no hace tanto.  Creo que la pérdida mas dolorosa de todo ser humano, a lo largo de su carrera formativa, es la capacidad de generar preguntas.

¿”Qué pauta conecta al cangrejo con la langosta?, ¿y a la orquídea con el girasol?, ¿y qué es lo que une a todo aquello entre sí?, ¿y a todos ellos conmigo?, ¿y a Ud. conmigo?, ¿y a todos -nosotros y aquellos- con la ameba?” Eso se permitió Bateston, cuestionar el modo de cuestionarse, cuestionar las relaciones y la imbrincada manera de pensar, re pensar y pensarse. Puso en jaque a la epistemología. Fue un visionario del edupunk.Claro, aclarar Alejandro, su red de amigos condicionaba sus pensamientos, entonces hablamos de memética, de transmisión de memes, genes culturales que generacionalmente, por medio de espacios de socialización, de educación en el formato que sea y se desee, terminan constituyendo la identidad de cada quien. Esto es edupunk, cantar “sal de ahí, chivita, chivita” para dialogar con Bateston y descubrir la memética. No se trata de que todo tiene que ver con todo, como respueste al facilismo generalizador, sino que responde a que las entradas son infinitas.

060112

La red al estilo del Laberinto de Stolp, que acabo de descubrir pero que me permito conectar, es una especie de danza de la que quedo marginada si NO doy pasos en falsos, lo que significa que no doy pasos.  Pensar las no clases como espacios de experimentación, implica admitir, aceptar y reconocer un cierto margen de error, cuya posibilidad, nos obliga a seguir regenerandonos y regenerando tales espacios. A seguir buscando, compartiendo, creando.Y por supuesto, a un principio básico: conectivismo

Hay mucho mundo para seguir contando. Sigamos viendo.

 

¿Qué relación existe entre Twitter y las naranjas? ¿Y entre el chat y las careceles? ¿Y todo eso conmigo? ¿Y yo con nosotrs y el mundo? ¿Existe alguna pauta que conecta a una actriz con el cuento de la buena pipa?

 

Anuncios

6 comentarios

  1. El primer párrafo describe el edificio de la función pública en el que trabajo. Por razones de “seguridad” no es posible usar ninguna herramienta web 2.0 y menos el WiFi, las espléndidas impresoras último modelo del anterior en el puesto, no funcionan por falta de cartuchos de tinta y papel-. Pero mas allá de lo testimonial muy buen relat de una fiesta en la que me hubiera gsutado participar.
    fraterno
    js

  2. Hola!!! pequeña saltamontes!!

    Impresionante el analisis y narrativa, nos pides un salto cuantico que no se si muchos están/estamos preparados para darlo en ese calibre.
    Es como un arco voltaico pedagogico, metodologico, filosofico, sociologico, congnitivo y podemos seguir nombrando

    Pero me encanta todo lo que desestructure formas pensamientos, teorias, dogmas, paradigma y ocasiona el caos que en este momento vivimos y que tantas oportunidades nos da a colonos, nativos, etc, en fin humanidad en general.

    Segui posteando y generando centrifugado mental que ayuda a sacar lo viejo para que lo nuevo se instale, reciclado o no. Es y esta con eso basta.

    un abrazoo y Felicitaciones a Alejandro y vos por la presentación del libro en Ross y por todo lo que vendra.

  3. Felíz de haber encontrado este post, como siempre leyendo otras cosas que terminan en algo que no estaba previsto. Quisiera verlos cantando! (YouTube no es un mal canal para mostrarlo). Me ancanta la idea, saludos!!!

  4. Ya he propuesto que nuestro primer acercamiento teórico a Pierce es a través del cuento de la buena pipa…!!!! Que bueno leer(te)!
    Felicitaciones muchacha !! Buenos vientos!!

  5. […] Una vez pisado el acelerador a fondo ya era imposible volver atrás como quedo testimoniado en Edupunk en la UNR II y en Edupunk en la UNR III […]

  6. […] Una vez pisado el acelerador a fondo ya era imposible volver atrás como quedo testimoniado en Edupunk en la UNR II y en Edupunk en la UNR III […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: